La Conectividad China

Los chinos tienen un sentido increíble de tolerancia entre ellos, esta tolerancia proviene de la idea de estar "conectados" a su red. Un chino nunca es motivado a pensar de forma individual, ellos siempre son tratados como parte de una sociedad. Cuando los occidentales creen que todos "nacen con igualdad", los chinos creen que todos "nacen conectados".

Este principio tienes sus orígenes en la larga historia agrícola de China, cuando los chinos residían en pueblos cerca de sus sembradíos. Por miles de años, su supervivencia dependió de apoyar a los demás y trabajar en conjunto. Reforzado por el Confucionismo, el concepto se extendió a la lealtad del país (al gobierno), así como al respeto y obediencia hacia los maestros y superiores (por ejemplo parientes de mayor rango). Estas condiciones han creado una tendencia a ser considerados y saber compartir, estas últimas características contribuyen a su felicidad.

Cuando se dan órdenes por una autoridad de mayor rango (gobierno, maestros, policía, etcétera) o por padres y abuelos (que "controlan" la familia), los chinos generalmente obedecen lo que se les ha impuesto. El Partido Comunista curiosamente ha cambiado las prioridades para la mayoría de los chinos, pues aunque para los chinos servir a la familia es un rol importante en su sociedad, el servir a la nación es la más alta prioridad.

Ya que la sociedad china está formada por muchas redes definidas, cabe destacar que un chino no tiene identidad si no mencionan a la gente con la que están altamente relacionados: un hombre es padre de su hijo, un estudiante de su maestro o una persona que es miembro de algún club.

Debido a este sentido de "conectividad", el pensamiento innovador e independiente, así como la comunicación abierta es muchas veces reprimida.