Para estudiar chino-mandarín
¡Ten mucha confianza y paciencia!
El chino-mandarín no es un idioma sencillo ya que tiene sonidos fonéticos y escritura particular, sin embargo no es algo fuera de nuestras capacidades. Confía en ti y sé paciente.
Olvídate de la vergüenza de hablar gritando y del qué pensarán los demás.
El chino-mandarín tiene 4 tonos o sonidos fonéticos que suben y bajan, esto puede hacer que cuando escuchemos a un chino hablar, pensemos erróneamente que está enojado. De la misma manera cuando hablemos en chino, un occidental al escucharnos puede creer que estamos enojados, pero no es así. Paradójicamente, si no hablamos con los tonos adecuados (aunque parezca que gritamos) los chinos de verdad que en la mayoría de las ocasiones no te van a entender.
¡Se muy perseverante y dedicado!
Para llegar a tu objetivo de hablar chino-mandarín necesitas tener espíritu valiente, no te detengas por los obstáculos con los que te puedas encontrar en el camino. El chino-mandarín es un idioma que al estudiarlo no se tiene un progreso lineal, en ocasiones parece que tu progreso se ve "estancado", pero... ¡no es así!. Sigue adelante trabajando duro pase lo que pase! cuando menos los esperes verás los frutos.
Empieza por las lecciones y el nivel más básico... de ahí poco a poco ve subiendo el nivel.
Tener una buena base es fundamental para ser eficiente en el estudio de este idioma. Empieza por lo más fácil y de ahí ve subiendo de nivel. Si empiezas por algo muy arriba de tu nivel, lo más seguro es que te desesperes y te frustres. Ve poco a poco... ? ¡Dando paso firme!
Aprende el idioma en forma oral así como en forma escrita.
Este punto es de suma importancia, puede ser la diferencia en que alcances un buen nivel de chino-mandarín y en que no lo hagas. Hay muchas personas que sólo quieren aprender a hablar y creen erróneamente que la manera más rápida de hacerlo es sólo invirtiendo tiempo en hablar y escuchar. Ciertamente al principio tienen razón, pero no pasa mucho tiempo en donde comúnmente se topan con una gran muralla y se quedan estancados. Este idioma es muy peculiar, si conocemos el caracter (a escribirlo y leerlo), su significado, así como su pronunciación fonética, es más rápido el aprendizaje de nuevas palabras ya que las nuevas palabras son la conjugación de caracteres. En varias ocasiones, a pesar de que nadie nos explique una palabra nueva, cuando vemos la conjugación de caracteres que la forman, podremos entender su significado si es que tenemos el conocimiento integral.
En cierto punto, los libros de estudiar chino, sólo tienen caracteres en sus lecciones . Así que para el que no sabe leerlos, se le termina el material de estudio "entendible" y por lo tanto no pueden seguir aprendiendo de forma práctica. Tampoco pueden seguir el ritmo de sus compañeros de clase que sí saben leerlos.
Muchos estudiantes que no aprendieron a escribir y leer desde un inicio y se deciden a hacerlo en algún punto de su aprendizaje, por lo general se frustran y se dan por vencido, pues el tiempo invertido en escribir y leer es mucho y debe hacerse de forma paulatina. Desde otro punto de vista, un chino admira más a un extranjero que sabe leer y escribir su idioma, al que sólo lo sabe hablar. Si no sabes leer, en algunas ocasiones ellos pueden verte como un analfabeta.
Pon énfasis en la correcta pronunciación de las palabras.
Dentro de la fonética, el chino-mandarín tiene 4 tonos, en ocasiones si no pronuncias bien el tono, el significado de lo que querías transmitir se pierde. En el peor de los casos puedes convertir una palabra mal pronunciada en una ofensa.
Cuando empieces a hablar en chino, apóyate con tus manos para simular el tono de cada sonido fonético que pronuncias.
Hay personas que aprenden más rápido de forma auditiva, otras son más visuales, etc., de igual manera hay personas que aprendemos más rápido de forma táctil. Si movemos nuestras manos como el director de una orquesta al hablar chino, simulando los sonidos altos y bajos, estaremos recordándonos en forma manual el "cómo se pronuncia correctamente". En un principio esto es de gran ayuda, después de un tiempo en que ya dominemos los tonos con la correcta pronunciación, si seguimos moviendo la mano al hablar, se vuelve una manía. Por lo tanto, poco a poco vamos a dejar de mover la mano siendo conscientes de que no la tenemos que mover. ¡No se preocupen! y ¡utilicen este truco!
Siéntate a escribir caracteres con el orden de trazos correctos, ¡Escribe muchos caracteres!
Escribe caracteres con sus trazos en el orden correcto y siéntate a escribir diario por 2 horas, de no ser así te será muy difícil aprenderlos y recordarlos. Trata de escribir 10 caracteres diferentes por día, haz muchas planas del mismo caracter. Repasa los caracteres que has escrito días anteriores a través de un dictado. Te aseguro que después de 6 meses vas a llegar a un buen nivel. Si escribes 10 caracteres diarios por 6 meses (180 días) estarías aprendiendo 1800 caracteres. A partir de 1000 caracteres puedes leer muchas cosas, sin embargo aún no es suficiente para leer el periódico, así que no te desanimes y recuerda ser perseverante.
Comienza con aprenderte los 1500 caracteres y las palabras más usadas, No lo hagas sin un orden.
El chino-mandarín es un idioma que para formar una palabra utiliza una combinación de caracteres. Los caracteres han sido usados por más de 5 mil años en las diferentes dinastías, periodos y regiones de china para formar palabras, oraciones y así transmitir ideas. Debido a esto existen muchos caracteres y palabras que no se usan en la cotidianidad. Existen palabras que los mismos chinos no saben descifrar pues no conocen el caracter ni su significado. No pierdas el rumbo en el estudio, aprende lo básico y así tendrás un buen progreso.
Ten amigos chinos con los que puedas practicar el idioma.
Siempre es bueno hacer una buena amistad! tus amigos chinos con los que practiques tu chino-mandarín serán pieza clave en tu dominio del idioma. Ellos te darán la pauta para que tus expresiones en chino-mandarín lleguen a ser propias del idioma así como muy naturales. Sumérgete en la cultura.
Repasa tus lecciones de chino.
¡Una de las claves para aprender este idioma es repasar! y ¡Repasar! y ¡Repasar! La mayoría de las maestras chinas con experiencia, coinciden en que el repaso es muchísimo más importante para aprender el idioma que preparar la siguiente lección, ¡Así que repasa mucho!
¡Lee los diálogos de tus libros de chino en voz alta!
Esto te va a ayudar mucho a tu pronunciación y fluidez! no tengas miedo de parecer un poco loco(a) al hacerlo cuando estés solo o acompañado de otras personas. ¡Lee en voz alta cada que tengas la energía y la oportunidad!
Escucha la radio china aunque no entiendas nada.
Escuchar la radio nos va a servir para ir identificando los tiempos y ritmos con los que hablan los chinos. De manera inconsciente iremos separando el inicio y termino de las oraciones. Si estudiamos palabras nuevas, lo más probable es que en algún momento las escuchemos en la radio, cuando las escuchas es algo muy motivante para el estudiante. Cuando ya tienes un conocimiento bueno de chino-mandarín, escuchar la radio nos puede servir para mantener fresco el oído y repasar las palabras que sabemos.
Ve la televisión china, en especial algo que te llame la atención.
La televisión es un buen medio para agilizar el oído, aprender nuevas palabras, mantener y elevar nuestro nivel de chino. Por lo general la mayoría de los programas cuentan con subtítulos en chino, así que podrán repasar las palabras tanto de manera auditiva como visual; de igual manera podrán hacer un match entre lo que escuchen y lo que leen. Si hay alguna palabra que no entiendas cuando la escuches, podrás ver cómo se escribe e investigar esa palabra en un diccionario.
Cuando haya alguna palabra que quieras decir, inmediatamente investiga cómo se dice en chino-mandarín. ¡Se muy curioso!
No dejes para mañana o para después una palabra que quieres saber cómo se dice en chino-mandarín, en especial cuando estás en una situación donde necesitas esa palabra específica para poderte expresar. En esta situación cuando te expresas formando una oración con esa palabra nueva, es cuando más te la aprendes pues en realidad estarás "pensando como chino".
Escucha, aprende y canta canciones chinas.
La música es una excelente forma de sumergirte en la cultura, así como de aprender nuevas palabras. Adicionalmente, si te sabes canciones en chino y las cantas con los chinos, por lo general ellos van a ser aún más atentos contigo y el vínculo de unión se hace más fuerte.
Memorízate un párrafo de tu libro de estudio en chino-mandarín y recítalo en voz alta.
Debido las características del idioma, el aprenderte de memoria frases o párrafos en chino, sí es una gran ayuda para tu progreso en el estudio del idioma, ya que aunque sean palabras de alguien más las que repites, de cierta forma estás "pensando como chino".
Además de tus clases normales de chino, ten clase extra con un buen tutor privado.
Una buen tutor privado, puede corregirte esos pequeños errores que comúnmente se cometen. Ellos tienen varios métodos para corregir tus diferentes manías o errores. Confía en ellos y escucha sus consejos.
No seas obstinado tratando de decir una frase en chino con estructura de un idioma diferente.
A diferencia de las lenguas romanas, en el chino-mandarín no se tiene una libertad tan "amplia" para formar tus propias oraciones. Por lo general cuando formamos frases en chino-mandarín con gramática o sentido del humor de otro lenguaje, lo que expresas suele ser percibido como algo muy extraño por los chinos. Trata de acoplarte a sus formas de expresión pero... ¡no dejes de ser creativo! Al tener un nivel avanzado de chino, podrás explotar el sentido del humor al estilo chino.
Si tienes la oportunidad, estudia en un ambiente donde se utilice únicamente el chino-mandarín y tu progreso será más veloz.
Como todo idioma, para hablarlo a un buen nivel es de gran apoyo vivir en el entorno donde se usa éste a la cotidianeidad. Yo recomiendo Ir a China, especialmente a Beijing pues ahí hablan el chino más estándar de toda China. Aunque la pronunciación cambie un poco de un lugar a otro, otra muy buena opción es ir a Taiwán. Si no tienes la oportunidad de ir a este tipo de entorno no te desanimes, hay muy buenas opciones para estudiar como lo es el "Instituto Confucio", en donde puedes encontrar maestros nativos chinos.
Si te enojas con alguien y estás en china o en un ambiente donde se utilice el chino-mandarín, defiende tu punto en ese idioma.
Cuando estás enojado o en una situación de presión y empiezas a argumentar en chino-mandarín, es cuando en realidad mides tu nivel, es en ése momento donde te das cuenta de los errores que tienes para mejorar, ya que al estar alterado los errores en el lenguaje son más notorios. Cuando domines estas situaciones en chino-mandarín, tu nivel de fluidez y de escuchar será muy bueno, pues los chinos cuando discuten por lo general hablan muy rápido. Aunque no lo crean, este tipo de "entrenamiento" también es una buena manera para vivir el idioma.
¡No te preocupes si al hablar en chino a veces salga saliva de tu boca!
Cuando los occidentales hablamos chino-mandarín, hacemos cambios rápidos en la postura de nuestra lengua y ciertas muecas acordes al idioma a las cuáles no estamos acostumbrados, es común que a veces nos salte un poco de saliva de la boca. Con el tiempo aprenderemos a controlar esto, ¡Ánimo!
Aprende a interpretar el "tono de voz" con el que hablan los chinos.
En el chino-mandarín es necesario poner mucho énfasis para poder comprender la manera en la que te dicen las cosas (el "tono de voz"), también hay que poner énfasis en entender el mensaje textual de las palabras. Cuando nosotros hablamos, también debemos poner atención en la "manera" o "tono" de cómo nos expresarnos, pues los chinos son muy sensibles para percibir nuestros estados de ánimo.
Cuando llegues un nivel avanzado de chino y sientas que tu progreso se estanca y/o quieras mejorar ciertas habilidades, cambia de método de estudio.
Después de un tiempo, será necesario cambiar el método de estudio y/o combinar varios métodos. Estos métodos se cambiarán y/o combinarán de acuerdo a tus necesidades y habilidades específicas, así como a los detalles que quieras mejorar en ti. Lo mejor es asesorarte con tu maestro de chino-mandarín, pues comúnmente él tiene un buen conocimiento de tu nivel y los problemas que tienes.