Ley del Yin Yang

El Universo consiste y está formado por dos fuerzas fundamentales y armoniosas pero que a su vez son opuestas. El símbolo que "siempre da vueltas" y que representa estas fuerzas, indica que las cosas pueden y que siempre van a cambiar. Estas fuerzas existen en todo, incluyendo relaciones entre el bien y el mal, lo positivo y lo negativo. El equilibrar estas dos fuerzas opuestas constituyen la base del pensamiento chino.

Los chinos siempre tienen presente que lo único que permanece constante es el cambio. Por lo tanto, si su situación actual es buena, ellos de ante mano saben pueden venir tiempos duros y harán lo posible para estar preparados ante alguna contingencia. De la misma forma, si su situación actual es mala, saben que mejores tiempos están por venir.

En el lenguaje chino se pueden encontrar muchos dichos y frases que se contradicen entre sí (pues provienen de diferentes filosofías que en ciertos puntos se contradicen), los chinos en sus pensamientos siempre tratan de equilibrar estas dos fuerzas. Estos dichos son usados según la situación y su criterio. Ejemplos:

Dicho Dicho Opuesto
雪中送炭
Regala carbón (a los que necesiten) en invierno.
各人自扫门前雪
Uno debería limpiar únicamente la nieve enfrente de su puerta.
荷花出淤泥而不染
Alrededor de la Flor de Loto hay lodo, pero ésta no se mancha.
近朱者赤,近墨者黑
Acércate al jade y te volverás verde, acércate a lo obscuro y te vuelverás negro.

Los chinos no sólo pueden tener dos formas de pensar que se contradicen al mismo tiempo, sino que también tienen un Yin y un Yang en cada una de las cosas que hacen.